Blog

No tiene que ser un diván, o un cómodo sofá; solo una desnuda silla vacía basta para sentarte y pensar en las ataduras que te amarran. Quiero cuidarte, ayudarte a remover los cimientos de tu mente, despacio, sin tirar nada, desmontándola pieza a pieza, como si se tratara de ladrillos de un constructo, echar la base de una nueva conciencia de ti mismo; o las losas de una calzada, sin romperlas, y reconstruir con ellas otra senda por la que puedas caminar hacia tu destino. Será un camino sinuoso, lleno de sorpresas, de íntimas experiencias.

La psicoterapia no tiene como único fin el abordaje de situaciones de sufrimiento sino también sirve como herramienta para aquellas personas que buscan distintas maneras de ser y estar ante la realidad. Durante nuestra vida cotidiana surgen circunstancias ante las cuales los recursos con los que cuenta el individuo no son eficaces y se hace necesaria una atención específica donde el individuo se escuche a sí mismo y sea escuchado por un profesional con el fin de posicionarse en otro lugar y encontrar una salida psíquica diferente.